¿Mi consumo de cafeína afecta negativamente a mi sistema cardiovascular?

¿Cuántas veces te has tomado un café y no has notado ese chute de energía del que tanta gente habla?, ¿cuántas veces has escuchado decir a tu compañero de trabajo que no rinde hasta que se toma su café mañanero? o ¿cuántas veces has escuchado decir a tu madre que consumir mucho café es malo?.

Es evidente que existen muchas dudas y grandes diferencias entre personas en el efecto que produce la cafeína en nuestro organismo, te invito a que continúes leyendo ya que a lo largo del artículo de hoy vamos a resolver algunas dudas e indicar los motivos de esas variaciones.

Antes de continuar tenemos que conocer bien la sustancia de la que vamos a hablar, la cafeína. La cafeína se define cómo un compuesto químico que se encuentra de forma natural en componentes vegetales cómo los granos de cacao y café, las hojas de té, las bayas de guaraná y la nuez de cola. Suele ser consumida debido a su efecto estimulante sobre el sistema nervioso central y en dosis moderadas aumenta el estado de alerta y reduce la somnolencia. De ahí que sea una de las sustancias más consumidas a nivel mundial.

Lo primero que se nos viene a la mente cuando utilizamos el término cafeína es el café, pero es necesario poner de manifiesto que este alimento no es el único que puede portar cafeína en su composición. La EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) ha ordenado los alimentos que contienen cafeína de mayor a menor:

  • 1 taza de café filtrado (200ml)
  • 1 lata tamaño estándar de bebida energética (250ml).
  • Un expreso (60 ml).
  • Una taza de té (220ml).
  • Un taza normal de bebida de cola (355ml).
  • Una tableta de chocolate negro (50g).
  • Una tableta de chocolate con leche (50g).

Desde hace muchos años existen gran controversia en el efecto de la cafeína en nuestro organismo, cómo hemos comentado antes, existen creencias, con evidencia científica, que indican que la cafeína puede dañar o empeorar nuestro sistema cardiovascular, mientras que por otro lado, con la misma evidencia científica se pone de manifiesto un efecto cardioprotector. Esto se debe a que a día de hoy no se conoce con exactitud los mecanismos que desencadena el consumo de cafeína en nuestro sistema cardiovascular.

Indagando sobre el tema e investigando en profundidad para poder dar una respuesta a esta variabilidad en las conclusiones de los estudios científicos, hemos encontrado que uno de los factores más importantes en la intensidad de la respuesta psicoactiva y a nivel cardiovascular es el conocimiento de la genética, del metabolismo de la cafeína y de la susceptibilidad a presentar ansiedad o trastornos del sueño derivados de su consumo.

El 95% metabolismo de la cafeína que consumimos se lleva a cabo en el hígado por parte del citocromo p450, más específicamente, por su subunidad CYP1A2. El funcionamiento de este citro cómo va a afectar a la velocidad con la que se metaboliza la cafeína y por lo tanto la velocidad a la que obtenemos el “chute de energía” y la velocidad que tardamos en eliminarla. Las personas se van a dividir en 2 grandes grupos: metabolizadores rápidos o lentos de la cafeína.

Los metabolizadores rápidos, van a obtener rápidamente el “chute de energía” y se va a eliminar más rápido de forma que el tiempo que la cafeína permanece en nuestro organismo va a ser menor; mientras que los metabolizadores lentos, van a tardar más en obtener el “chute de energía” o no lo van a llegar a notar, sin embargo, el tiempo que la cafeína va a permanecer en el organismo va a ser mayor pudiendo tener una repercusión a nivel cardiovascular si se consume en niveles elevados.

No nos podemos olvidar que los efectos de la cafeína no solo van a depender de su metabolismo, sino también del posible efecto que tenga al unirse otro tipo de receptor, cómo por ejemplo ADORA2A, el cual, tras el consumo de cafeína, puede dar lugar a un incremento del estado de ansiedad y trastornos del sueño, por lo que también puede repercutir a nivel cardiovascular.

Otro de los factores que puede influir en la variabilidad del efecto del consumo de cafeína entre personas es la tolerancia. La cafeína es una sustancia la cual genera una tolerancia con el tiempo. Por lo que, si en un principio notabas el chute de energía pero ya no, te recomiendo que pares su consumo durante una temporada para disminuir la tolerancia y así al retomarlo puedes disfrutar de ese efecto estimulante.

Three,Young,Women,Enjoy,Coffee,At,A,Coffee,Shop

Tras esta revisión queremos concluir que no existe una verdad absoluta en el consumo de cafeína y daño o beneficio cardiovascular, sino que la respuesta va mucho más allá. El conocimiento de tu perfil genético a nivel del metabolismo de la cafeína y susceptibilidad a alteraciones del estado de ansiedad y trastorno del sueño derivados de su consumo, va a ser necesario para poder concluir si a ti personalmente el consumo de cafeína te afecta negativamente o no.

Comparte este post

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Sobre el autor...

Más para explorar...

Observatorio

Health Talks: Entrevista a Carla Estivill

En el contexto de las Health Talks del Blog de Salud Personalizada by Made of Genes, entrevistamos a la Dra, Carla Estivill, directora y responsable de la Fundación Estivill Sueño.

Bienestar emocional

¿Por qué se pierde la libido?

Factores influyentes en la libido Cuando alguien nos atrae y además las relaciones sexuales son placenteras, es muy probable que deseemos seguir viendo a esta persona, este hecho se debe al sistema de recompensa por