Todo lo que necesitas saber sobre Alimentos Funcionales y Nutracéuticos para potenciar tu salud este 2024

En el emocionante mundo de la nutrición moderna, la tendencia de los alimentos funcionales y nutracéuticos ha cobrado un impulso considerable. Estos alimentos no se limitan a proporcionar nutrientes básicos; van un paso más allá, ofreciendo beneficios específicos para la salud que están estrechamente vinculados a mejoras en el bienestar general. 

En este artículo, exploraremos cómo los alimentos funcionales y los nutracéuticos están transformando el panorama de la salud personalizada en el 2024, utilizando como base una reciente revisión científica publicada en el Journal of Food Science and Technology.

Alimentos Funcionales: Más que Nutrición Básica

 

Los alimentos funcionales son aquellos que, además de sus propiedades nutricionales básicas, contienen compuestos bioactivos naturales que promueven un buen estado de salud y reducen el riesgo de enfermedades. Estos alimentos, también conocidos como nutracéuticos o alimentos de diseño, han ganado popularidad global gracias a su capacidad para ofrecer beneficios específicos más allá de la nutrición convencional.

Compuestos Bioactivos Naturales y sus Orígenes

 

Dentro del fascinante mundo de los compuestos bioactivos naturales, encontramos una amplia gama de moléculas con propiedades saludables únicas:

Curcumina:

Este polifenol, encontrado en la raíz de la cúrcuma (Curcuma longa), ha sido objeto de numerosos estudios debido a sus potentes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Se ha demostrado que la curcumina ayuda a combatir el estrés oxidativo, reduce la inflamación y puede tener efectos protectores contra enfermedades crónicas como el cáncer y las enfermedades cardíacas.

Resveratrol:

Abundante en las uvas y en otras frutas como las granadas, el resveratrol es conocido por sus efectos positivos en la salud cardiovascular y la longevidad. Este compuesto ha demostrado tener propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y neuroprotectoras, lo que lo convierte en un candidato prometedor para la prevención de enfermedades neurodegenerativas y el envejecimiento saludable.

Quercetina:

Presente en una variedad de alimentos como manzanas, cebollas y bayas, la quercetina es un flavonoide con poderosas propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Se ha demostrado que la quercetina tiene efectos protectores contra el estrés oxidativo y ha demostrado potentes propiedades neuroprotectoras en enfermedades neurodegenerativas.

Sulforafano:

Este compuesto se encuentra principalmente en las verduras crucíferas como el brócoli, el repollo, la col rizada y las coles de Bruselas. El sulforafano es conocido por su capacidad para activar la vía Nrf2-ARE, que desempeña un papel crucial en la protección celular contra el estrés oxidativo y la inflamación. Además, el sulforafano modula las enzimas metabolizadoras de xenobióticos de fase I y II asociadas con efectos anticancerígenos y neuroprotectores. El consumo dietético de vegetales crucíferos es altamente beneficioso para prevenir el cáncer de estómago, colon, tiroides, piel y próstata.

Epigalocatequina:

es un flavonol presente en las hojas de té, especialmente en el té verde, la epigalocatequina ha demostrado tener una amplia gama de beneficios para la salud. Este compuesto tiene potentes propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antimicrobianas, y se ha investigado por su papel en la prevención del cáncer, las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades neurodegenerativas.

Licopeno:

principal compuesto bioactivo de los tomates, ha sido objeto de extensos estudios en la última década. Este potente antioxidante, presente en aproximadamente 12 mg por cada 100 g de tomate, protege el ADN de los radicales libres, previniendo mutaciones asociadas al cáncer. Sus efectos beneficiosos se han destacado especialmente en enfermedades cardiovasculares, donde promueve la salud endotelial y reduce el estrés oxidativo. Estudios como el de Hung et al. en 2008 han demostrado su capacidad para inhibir la activación de vías inflamatorias, lo que sugiere un papel protector contra la aterosclerosis y otros trastornos cardiovasculares.

Ácido elágico:

es un ácido fenólico se encuentra en muchas frutas y bayas, incluidas las granadas, las fresas y las frambuesas. El ácido elágico tiene potentes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, y se ha investigado por su capacidad para prevenir el daño celular y reducir el riesgo de enfermedades crónicas como el cáncer y las enfermedades cardíacas.

Tipos de Alimentos Funcionales

 

Los tipos de alimentos funcionales abarcan una variedad de categorías, cada una con su propio enfoque en la promoción de la salud.

1. Alimentos utilizados convencionalmente: como verduras, frutas, pescado, lácteos, legumbres y cereales, ofrecen beneficios para la salud en su forma natural y sin modificaciones. Estos alimentos son reconocidos por su aporte de nutrientes esenciales y compuestos bioactivos que apoyan la salud general.

2. Alimentos modificados: son aquellos que han sido enriquecidos o fortificados con nutrientes específicos para potenciar aún más sus beneficios para la salud. Ejemplos comunes incluyen productos lácteos enriquecidos con calcio, bebidas fortificadas con vitaminas, y panes enriquecidos con folato y calcio. Estos alimentos modificados son una opción conveniente para complementar la dieta con nutrientes adicionales.

3. Ingredientes alimentarios: como los prebióticos, se centran en apoyar la salud intestinal y la microbiota. Los prebióticos, como la inulina y la oligofructosa, son componentes alimentarios que estimulan el crecimiento y la actividad de microorganismos beneficiosos en el intestino, mejorando así la salud del huésped. Introducidos por primera vez en 1995 por Glenn Gibson y Marcel Roberfroid, los prebióticos son una parte importante de una dieta equilibrada y se encuentran en alimentos como los fructooligosacáridos (FOS) y los galactooligosacáridos (GOS).

Es importante destacar que la comprensión y la incorporación de estos alimentos funcionales en la dieta pueden jugar un papel crucial en la promoción de la salud y el bienestar. Comentaremos esta sección más adelante cuando tratemos una de las tendencias en nutrición para este 2024, Alimentos fermentados y probióticos, donde profundizaremos en cómo estos ingredientes pueden potenciar aún más la salud intestinal y el equilibrio microbiano.

Nutracéuticos y Salud Personalizada

 

En la búsqueda del bienestar óptimo, es crucial considerar las deficiencias individuales y las necesidades reales de cada persona. Un análisis en profundidad revelará las áreas que requieren atención y guiará la selección de suplementos adecuados.

Es importante adaptar los hábitos de vida y los objetivos personales al uso de suplementos. Un enfoque personalizado, respaldado por la orientación de un profesional de la salud, puede convertir cada suplemento en un paso significativo hacia una mejor salud y un mayor potencial de bienestar.

Referencias bibliográficas

  1. Essa MM, Bishir M, Bhat A, et al. Functional foods and their impact on health. J Food Sci Technol. 2023;60(3):820-834. doi:10.1007/s13197-021-05193-3
  2. Sneharani AH. Curcumin–sunflower protein nanoparticles—A potential antiinflammatory agent. J Food Biochem. 2019; 43:e12909. https://doi.org/10.1111/jfbc.12909
  3. Chaplin A, Carpéné C, Mercader J. Resveratrol, Metabolic Syndrome, and Gut Microbiota. Nutrients. 2018; 10(11):1651. https://doi.org/10.3390/nu10111651
  4. Elumalai, P., Lakshmi, S. (2016). Role of Quercetin Benefits in Neurodegeneration. In: Essa, M., Akbar, M., Guillemin, G. (eds) The Benefits of Natural Products for Neurodegenerative Diseases. Advances in Neurobiology, vol 12. Springer, Cham. https://doi.org/10.1007/978-3-319-28383-8_12
  5. Juengel E, Euler S, Maxeiner S, Rutz J, Justin S, Roos F, Khoder W, Nelson BWO, Blaheta RA (2017) Sulforaphane as an adjunctive to everolimus counteracts everolimus resistance in renal cancer cell lines. Phytomedicine Int J Phytother Phytopharm 27:1–7. https://doi.org/10.1016/j.phymed.2017.01.016
  6. Ogawa K, Hara T, Shimizu M, Nagano J, Ohno T, Hoshi M, Ito H, Tsurumi H, Saito K, Seishima M, Moriwaki H (2012) (-)- Epigallocatechin gallate inhibits the expression of indoleamine 2,3-dioxygenase in human colorectal cancer cells. Oncol Lett 4:546–550. https://doi.org/10.3892/ol.2012.761
  7. Lindshield BL, Canene-Adams K, Erdman JW (2007) Lycopenoids: Are lycopene metabolites bioactive? Arch Biochem Biophys 458:136–140. https://doi.org/10.1016/j.abb.2006.09.012
  8. Abdel-Daim MM, Eltaysh R, Hassan A, Mousa SA (2018) Lycopene attenuates tulathromycin and diclofenac sodium-induced cardiotoxicity in mice. Int J Mol Sci. https://doi.org/10.3390/ijms19020344

Comparte este post

Sobre el autor...

Más para explorar...

Alimentación consciente

Alimentación personalizada: Más allá de la Genética

Seguro que cuando comenzamos a leer un artículo titulado «alimentación personalizada» ya sabemos por dónde van a ir los tiros. Sabemos que nos van a hablar de la importancia de la personalización en nuestra alimentación