En un mundo en constante cambio, donde la esperanza de vida aumenta y la sociedad se adapta, surge una nueva pandemia que afecta silenciosamente a nuestros adultos mayores: la sarcopenia y la dinapenia. Estas condiciones, caracterizadas por la fragilidad y pérdida de masa muscular, fuerza y resistencia, están en constante crecimiento y presentan un desafío crítico para la salud de nuestra población de edad avanzada. Exploraremos su prevalencia, los potenciales factores de riesgo asociados, cómo identificarlos y, lo más importante, cómo prevenir su aparición.

Definición y Prevalencia: Un problema en crecimiento exponencial

 

Desde la propuesta del Grupo de Trabajo Europeo sobre Sarcopenia en Personas Mayores (EWGSOP) en 2010, se ha adoptado una definición más amplia y precisa. Esta definición, actualizada como EWGSOP2 en 2019, identifica la sarcopenia como una afección caracterizada por dos componentes clave, permitiendo una mejor comprensión y diagnóstico:

Baja Masa Muscular: Se considera baja masa muscular cuando la masa muscular es menor a 7,0 kg/m2 en hombres y 5,5 kg/m2 en mujeres.

Baja Fuerza de Agarre: La baja fuerza de agarre se define como una fuerza de agarre menor a 27 kg en hombres y 16 kg en mujeres.

La prevalencia de la sarcopenia, junto con la fragilidad y la dinapenia, sigue en constante aumento a medida que la esperanza de vida continúa creciendo. Si bien es más común en la población de adultos mayores, también puede manifestarse en personas de mediana edad. Además, la prevalencia se incrementa en personas con comorbilidades, como cáncer, disfunción renal, enfermedad hepática y trastornos metabólicos. En estos casos, la sarcopenia se convierte en un indicador crucial de supervivencia y complicaciones clínicas.

Dependiendo de la población estudiada, se estima que aproximadamente el 10% de las personas que viven en comunidades padecen sarcopenia, mientras que, en residencias de ancianos, esta cifra puede aumentar significativamente, afectando al 40-50% de los residentes. Esta variabilidad geográfica en la prevalencia de la sarcopenia subraya la necesidad de abordar este desafío de salud de manera integral y global.

Factores de riesgo potenciales asociados a la sarcopenia

 

Tanto la sarcopenia como la dinapenia son afecciones multifactoriales relacionadas con el envejecimiento. Los principales factores de riesgo incluyen:

Enfermedades Crónicas:

Algunas enfermedades crónicas, como la diabetes y sus complicaciones, la osteoporosis, enfermedades cardíacas, deterioro cognitivo, afecciones respiratorias, depresión, anorexia y la enfermedad de Parkinson, se han vinculado positivamente con un mayor riesgo de sarcopenia y dinapenia.

Estilo de vida y nutrición:

La actividad física y el estado nutricional, que dependen de la calidad de la dieta y la posible suplementación de nutrientes, parecen estar relacionados con el riesgo de sarcopenia y dinapenia. Fomentar la actividad física y mantener una dieta equilibrada, con un DII bajo (más información en el apartado de prevención de sarcopenia), son pilares fundamentales para la prevención de estas afecciones.

Factores genéticos:

La predisposición genética puede desempeñar un papel en la vulnerabilidad a la sarcopenia y la dinapenia.

Sobrepeso y obesidad:

La obesidad sarcopénica, caracterizada por un exceso de grasa y baja masa muscular, que afecta al 11% de los adultos mayores a nivel mundial, se ha vinculado con resultados desfavorables.

Inflamación crónica:

La presencia de inflamación crónica en el cuerpo puede contribuir al desarrollo de estas afecciones.

Resistencia anabólica:

La resistencia a los procesos anabólicos, que implican la construcción y reparación de tejidos, puede ser un factor determinante.

Malnutrición:

La falta de nutrientes esenciales puede agravar el riesgo de sarcopenia y dinapenia.

Fig 1Coletta G, Phillips SM. An elusive consensus definition of sarcopenia impedes research and clinical treatment: A narrative review. Ageing Res Rev. 2023 Apr;86:101883. doi: 10.1016/j.arr.2023.101883. Epub 2023 Feb 13. PMID: 36792012.

Cómo saber si se padece Sarcopenia o Dinapenia: Biomarcadores y Pruebas Clínicas

 

La detección temprana de la sarcopenia y la dinapenia es crucial para tomar medidas preventivas y terapéuticas. Para el diagnóstico, se requiere una evaluación integral que incluye parámetros físicos, como la medición de la masa muscular, la fuerza muscular o fuerza de agarre, la velocidad de la marcha y el rendimiento físico. Entre las herramientas de detección, destaca el cuestionario SARC-F para la sarcopenia. Además, se han identificado biomarcadores específicos que pueden ayudar en el diagnóstico temprano y la monitorización y se están investigando otros biomarcadores relacionados con las ciencias ómicas, más específicamente la detección de variantes genéticas que puedan predisponernos a padecer estas afecciones.

Cómo prevenir su aparición: Nutrición y actividad física

 

Es esencial destacar que nunca es tarde para prevenir o combatir la sarcopenia y la dinapenia. La nutrición adecuada desempeña un papel fundamental. Una dieta, o patrón alimentario, con un índice inflamatorio dietético (DII) bajo, es decir, una dieta antiinflamatoria podría reducir las probabilidades de inflamación y de desarrollar sarcopenia en comparación con aquellas personas con una alimentación con DII alto, proinflamatoria.

Las dietas antiiflamatorias son aquellas constituidas por alimentos capaces de disminuir los marcadores inflamatorios de nuestro organismo y están formados por frutas, verduras, cereales integrales, proteínas magras y alimentos con ácidos grasas omega 3.

La actividad física es igualmente crucial. El entrenamiento de resistencia, de fuerza y neuromuscular pueden ayudar a mantener y mejorar la masa muscular, la fuerza y la resistencia. Introducir la creatina como suplemento muestra evidencia científica en la preservación de masa muscular y la función cognitiva en adultos mayores. La creatina se destaca como un complemento eficaz cuando se combina con actividad física y una dieta balanceada, ofreciendo una intervención integral para quienes enfrentan riesgos de sarcopenia y dinapenia. Nunca es tarde para incorporar estos cambios y salvaguardar la salud muscular.

La Importancia de mantener la Fuerza y Masa Muscular para un Envejecimiento saludable

 

Mantener la fuerza y la masa muscular es fundamental para lograr un envejecimiento saludable. Estos aspectos no solo influyen en la movilidad y la independencia, sino también en la prevención de caídas y lesiones. Una musculatura fuerte y resistente es un pilar de la calidad de vida a medida que envejecemos.

En resumen

 

La sarcopenia y la dinapenia son pandemias silenciosas que afectan a nuestros adultos mayores, pero con la detección temprana y la adopción de hábitos saludables, podemos combatirlas. La prevención de estas afecciones implica un enfoque integral que incluye la nutrición, la actividad física y la conciencia sobre la importancia de mantener la fuerza y la masa muscular para un envejecimiento saludable. Nunca es tarde para recuperar masa muscular y fuerza. Proteger la salud muscular es fundamental para mantener una vida activa y saludable a medida que envejecemos. La lucha contra estas pandemias silenciosas comienza ahora.

Referencias bibliográficas

  1. Köller M. Sarcopenia-a geriatric pandemic : A narrative review. Wien Med Wochenschr. 2023;173(3-4):97-103. doi:10.1007/s10354-022-00927-0
  2. Yuan S, Larsson SC. Epidemiology of sarcopenia: Prevalence, risk factors, and consequences. Metabolism. 2023;144:155533. doi:10.1016/j.metabol.2023.155533
  3. Gielen E, Dupont J, Dejaeger M, Laurent MR. Sarcopenia, osteoporosis and frailty. Metabolism. 2023;145:155638. doi:10.1016/j.metabol.2023.155638
  4. Diao H, Yan F, He Q, et al. Association between Dietary Inflammatory Index and Sarcopenia: A Meta-Analysis. Nutrients. 2023;15(1):219. Published 2023 Jan 1. doi:10.3390/nu15010219
  5. Jones RL, Paul L, Steultjens MPM, Smith SL. Biomarkers associated with lower limb muscle function in individuals with sarcopenia: a systematic review. J Cachexia Sarcopenia Muscle. 2022;13(6):2791-2806. doi:10.1002/jcsm.13064
  6. Coletta G, Phillips SM. An elusive consensus definition of sarcopenia impedes research and clinical treatment: A narrative review. Ageing Res Rev. 2023 Apr;86:101883. doi: 10.1016/j.arr.2023.101883. Epub 2023 Feb 13. PMID: 36792012.
  7. Liu S, Zhang L, Li S. Advances in nutritional supplementation for sarcopenia management. Front Nutr. 2023 Jul 10;10:1189522. doi: 10.3389/fnut.2023.1189522. PMID: 37492597; PMCID: PMC10365293.

Comparte este post

Sobre el autor...

Más para explorar...

Alimentación consciente

¿Cuándo es positivo el estrés?

En el constante esfuerzo por alcanzar una vida saludable, a menudo nos encontramos con la idea de que el estrés es perjudicial. Sin embargo, existe un fenómeno intrigante conocido como el efecto hormético, que desafía