La genética de la vitamina D y la suplementación

La relación entre los niveles de vitamina D y la falta de respuesta frente a la suplementación

La maquinaria de nuestro organismo consta de varias piezas necesarias para el correcto funcionamiento del mismo. Entre estas piezas encontramos las vitaminas, las cuales se aseguran de que ciertas reacciones se cumplan correctamente. Una de las más importantes, por no decir la que más, es la vitamina D, ampliamente conocida desde los inicios de la pandemia debido a sus efectos inmunomoduladores. No obstante, presenta muchos otros papeles relacionados con nuestra salud, sobre todo la salud de nuestros huesos.

Sin embargo, en nuestro país una gran parte de la población presenta una deficiencia asociada a esta vitamina, en concreto hasta el 51,8% de la población en verano presenta esta deficiencia, mientras que en invierno podemos observar una prevalencia de hasta el 76,5% de la población.

Siendo tan importante, ¿cómo es que tanta cantidad de la población padece déficit de Vitamina D?

Esto básicamente ha sucedido debido al gran cambio en nuestras rutinas que hemos vivido en este siglo XXI. El cambio de hábitos a la hora de trabajar con ordenadores, en sitios cerrados sin exposición solar o incluso en turnos de noche dificulta de forma considerable la síntesis de esta vitamina, ya que hasta el 90-95% de las reservas de esta vitamina proceden de la exposición solar según los expertos. El porcentaje restante proviene de la alimentación que es la segunda fuente de obtención de esta vitamina dónde podemos llegar a absorber hasta el 80% de la cantidad de vitamina D proveniente de los alimentos.

No obstante hay personas que quizás sí que presentan una buena exposición solar diaria y aún así no consiguen niveles de normalidad, ¿cómo es eso? ¿la exposición solar no era suficiente? Aquí tenemos que empezar a hablar de genética.

El metabolismo de la vitamina D dentro de nuestro organismo pasa por diversas reacciones hasta que tiene una forma y lugar óptimo donde actuar, hasta entonces esa vitamina y sus niveles en sangre son condicionados por proteínas que se encargan de gestionar esta vitamina tanto en su absorción, como transporte e incluso en el proceso de transformación a esa forma activa. Estas proteínas son condicionadas fuertemente por la genética que es la que determinará la estructura de las mismas, un pequeño cambio en la cadena del ADN que define cómo será esa proteína puede condicionarla para siempre. Es eso lo que pasa cuando hablamos de polimorfismos relacionados con el metabolismo de la vitamina D, pequeñas mutaciones capaces de condicionar esas proteínas y por tanto los niveles finales de la vitamina D en nuestra sangre. 

¿Cuáles son estas mutaciones?

En relación a los receptores de esta vitamina encontramos variantes genéticas de gran interés para la vitamina D en un gen llamado VDR. Este gen codifica para el receptor propio de esta vitamina gracias al cual se puede movilizar esta vitamina a través de las células. Sin embargo, hay determinadas variantes situadas en este gen con una frecuencia en la población bastante elevada 33 – 43% las cuales pueden condicionar los niveles en sangre de esta vitamina. Con esta frecuencia tan elevada de estas variantes y los hábitos no relacionados con la exposición al sol es lógico que gran parte de esta población presente este déficit, pero ¿acaba aquí esto?

La respuesta es no, existen más variantes situadas en genes relacionados con el transporte (gen GC) o con la transformación de esta vitamina (gen CYP2R1) con frecuencias del 27 – 43% y del 69% respectivamente las cuales también condicionan los niveles de esta vitamina en sangre a partir de una peor gestión en el transporte de esta vitamina o en uno de los pasos necesarios para la conversión de esta vitamina a su forma activa para nuestro organismo.

Básicamente, se podría considerar que no nos ha dado tiempo a adaptarnos y evolucionar hacia una mejor gestión de esta vitamina y por tanto hoy en día estamos sufriendo sus consecuencias. Por ello muchas personas, sobre todo en los meses de invierno, optan por utilizar suplementación y así poder cubrir estas necesidades de forma eficiente, ¿es eso suficiente para todo el mundo? ¿La genética tiene algo que decir al respecto?

Efectivamente, un estudio muy reciente ha demostrado que no todos respondemos con la misma eficiencia frente a esta suplementación, y no solo eso, sino que además el estudio destaca las variantes genéticas involucradas relacionadas con el metabolismo de la vitamina D y sí, podemos confirmar que son bastante frecuentes en la población, información bastante necesaria que necesitaría todo profesional sanitario para poder pautar la dosis exacta que necesita esa persona para poder suplir correctamente las necesidades de esta vitamina mediante suplementos de vitamina D.

¿Crees que presentas un buen metabolismo de la vitamina D? 

¿Que respondes correctamente a la suplementación de esta vitamina? ¿Que actualmente presentas buenos niveles de esta vitamina por tus excelente hábitos? Solo existe una forma de comprobarlo y es a través del estudio de las variantes genéticas que pueden afectar a tus niveles de vitamina D y comprobando los niveles de vitamina que presentas actualmente en sangre.

Referencias bibliográficas

 
  1. Usategui-Martín R, De Luis-Román DA, Fernández-Gómez JM, Ruiz-Mambrilla M, Pérez-Castrillón JL. Vitamin D Receptor (VDR) Gene Polymorphisms Modify the Response to Vitamin D Supplementation: A Systematic Review and Meta-Analysis. Nutrients. 2022;14(2):360. Published 2022 Jan 15. doi:10.3390/nu14020360
  2. Fakhoury HMA, El Shamieh S, Rifai A, Tamim H, Fakhoury R. Vitamin D Related Gene Polymorphisms and Cholesterol Levels in a Mediterranean Population. J Cardiovasc Dev Dis. 2022 Mar 27;9(4):102. doi: 10.3390/jcdd9040102.
  3. Akter R, Afrose A, Sharmin S, Rezwan R, Rahman MR, Neelotpol S. A comprehensive look into the association of vitamin D levels and vitamin D receptor gene polymorphism with obesity in children. Biomed Pharmacother. 2022;153:113285. doi:10.1016/j.biopha.2022.113285
  4. Ammar M, Heni S, Tira MS, et al. Variability in response to vitamin D supplementation according to vitamin D metabolism related gene polymorphisms in healthy adults [published online ahead of print, 2022 Sep 27]. Eur J Clin Nutr. 2022;1-6. doi:10.1038/s41430-022-01218-y
  5. Mimpen M, Rolf L, Poelmans G, et al. Vitamin D related genetic polymorphisms affect serological response to high-dose vitamin D supplementation in multiple sclerosis. PLoS One. 2021;16(12):e0261097. Published 2021 Dec 2. doi:10.1371/journal.pone.0261097
  6. Xenos K, Papasavva M, Raptis A, Katsarou MS, Drakoulis N. Vitamin D Supplementation and Genetic Polymorphisms Impact on Weight Loss Diet Outcomes in Caucasians: A Randomized Double-Blind Placebo-Controlled Clinical Study. Front Med (Lausanne). 2022;9:811326. Published 2022 Mar 3. doi:10.3389/fmed.2022.811326
  7. Díaz-López A, Paz-Graniel I, Alonso-Sanz R, Marqués Baldero C, Mateos Gil C, Arija Val V. Vitamin D deficiency in primary health care users at risk in Spain. Deficiencia de vitamina D en usuarios de atención primaria con riesgo en España. Nutr Hosp. 2021;38(5):1058-1067. doi:10.20960/nh.03565
  8. Valero Zanuy, M. Á., & Hawkins Carranza, F. (2007). Metabolismo, fuentes endógenas y exógenas de vitamina D. REEMO, 16(4), 63–70. doi:10.1016/S1132-8460(07)73506-7

Comparte este post

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Sobre el autor...

Más para explorar...

Fitness

¿La cafeína mejora el rendimiento deportivo?

Rendimiento deportivo y cafeína Podemos empezar a practicar ejercicio físico por motivos de salud, por ocio o por socializar, entre otros motivos. Sin embargo, sea cual sea el punto de partida todos buscamos una mejoría