Maximizando el Rendimiento: Comprendiendo el Sistema de Clasificación ABCD para Suplementos Deportivos

En el mundo del rendimiento deportivo, los atletas suelen buscar cada posible ventaja para mejorar sus resultados de entrenamiento y obtener una ventaja competitiva. Junto con programas de entrenamiento meticulosos y planes de nutrición adaptados, el uso estratégico de suplementos y alimentos funcionales se ha vuelto cada vez más común entre los atletas que buscan optimizar su rendimiento. El enfoque “Food First”, alimentos primero, que promueve un enfoque en alimentos convencionales y no procesados, es el objetivo fundamental de un plan de nutrición deportiva basado en evidencia. Sin embargo, algunos suplementos y alimentos deportivos pueden desempeñar un papel pequeño pero valioso en dicho plan.

El Instituto Australiano del Deporte (AIS) es una institución de renombre mundial en el ámbito del deporte de élite, reconocida por su compromiso con la excelencia y la innovación. Durante décadas, ha sido un pilar fundamental en la promoción del rendimiento deportivo seguro y efectivo, trabajando en estrecha colaboración con atletas, entrenadores y profesionales de la salud para establecer estándares de calidad y seguridad en la industria de los suplementos deportivos. En este contexto, el Sistema de Clasificación ABCD, desarrollado por el AIS, representa un hito significativo en la evaluación y recomendación de suplementos para deportistas de alto rendimiento.

Entendiendo el Sistema ABCD

El Sistema de Clasificación ABCD es una herramienta fundamental para categorizar alimentos deportivos e ingredientes de suplementos en cuatro grupos, considerando la evidencia científica y otras consideraciones importantes, como su composición y seguridad para los atletas. Este sistema se centra en los alimentos deportivos e ingredientes individuales, recogidos en la Figura 1, en lugar de marcas y productos específicos, proporcionando así una guía clara para los deportistas y profesionales de la salud.

Grupo A:

Este grupo incluye productos con una sólida base de evidencia científica para su uso en situaciones específicas en el deporte, respaldados por protocolos basados en la evidencia. Estos productos están permitidos para su uso por atletas identificados de acuerdo con los protocolos de mejores prácticas. Ejemplos de alimentos deportivos y suplementos médicos en este grupo incluyen bebidas deportivas, geles deportivos, vitaminas y minerales como el hierro y el calcio.

Grupo B:

Aquí se encuentran los productos con un respaldo científico emergente, que merecen más investigación. Aunque no se recomienda su uso generalizado, pueden considerarse para atletas individuales en situaciones de investigación o seguimiento clínico. Ejemplos de estos productos incluyen polifenoles alimentarios, antioxidantes y ciertos sabores específicos.

Grupo C:

Los productos en este grupo carecen de evidencia científica que respalde su beneficio para los atletas o no han sido objeto de investigación suficiente. No se recomienda su uso dentro de programas de suplementos, aunque puede permitirse en casos específicos con aprobación adecuada. Ejemplos incluyen el magnesio, el ácido alfa lipoico y los prebióticos.

Grupo D:

Finalmente, este grupo comprende productos prohibidos o de alto riesgo de contaminación con sustancias que podrían dar lugar a una prueba de dopaje positiva. No deben ser utilizados bajo ninguna circunstancia. Ejemplos incluyen estimulantes como la epinefrina, prohormonas y hormonas estimulantes como el DHEA, y liberadores de GH y péptidos.

Fig 1: Suplementos y alimentos deportivos clasificados según el Sistema ABCD publicado por AIS en el año 2022.

Evaluación de los Suplementos

El proceso de evaluación de suplementos implica una revisión detallada de la investigación científica disponible, así como consideraciones prácticas como la calidad de los ingredientes y la reputación del fabricante. Los suplementos que han demostrado ser seguros y efectivos en estudios clínicos se clasifican en las categorías A o B, lo que indica que son adecuados para su uso por parte de atletas de alto rendimiento.

Consideraciones de Seguridad

Además de evaluar la eficacia de los suplementos, el Sistema ABCD también tiene en cuenta su seguridad para los atletas. Los productos que contienen ingredientes potencialmente dañinos o que han sido asociados con efectos secundarios adversos se clasifican en las categorías C o D, lo que indica que su uso debe ser evitado o supervisado cuidadosamente.

Implementación Práctica

Para los atletas y profesionales de la salud, comprender y aplicar el Sistema ABCD puede ayudar a optimizar el rendimiento deportivo mientras se minimizan los riesgos para la salud. Al seguir las recomendaciones de clasificación del AIS, los atletas pueden tomar decisiones informadas sobre qué suplementos utilizar y cómo integrarlos de manera segura en su régimen de entrenamiento.

Es importante tener en cuenta que el uso de suplementos debe ser cuidadosamente evaluado. Ante la duda y para evitar el uso indiscriminado de los suplementos, se debe consultar a un profesional para valorar cuál suplemento se puede adecuar al deportista en función de numerosos factores como los hábitos de vida, nutrición, momento de la temporada, objetivo, genética e incluso necesidades específicas como pueden ser déficits de algún mineral o vitamina. Esta aproximación personalizada garantiza que los atletas obtengan los mayores beneficios de los suplementos mientras se minimizan los riesgos para su salud y su rendimiento deportivo.

Conclusión

 

En última instancia, el Sistema ABCD proporciona una herramienta valiosa para los atletas que desean maximizar su rendimiento deportivo de manera segura y efectiva. Al clasificar los suplementos y alimentos deportivos en función de su seguridad y eficacia, el AIS está ayudando a garantizar que los atletas tengan acceso a productos que puedan mejorar su rendimiento sin poner en riesgo su salud o su cumplimiento con las regulaciones deportivas. Esta clasificación, consensuada por el Comité Marco de Suplementos Deportivos del AIS, evolucionará constantemente con nuevos conocimientos y la dirección informada de las partes interesadas.

Referencias bibliográficas

  1. https://www.ais.gov.au/nutrition/supplements
  2. https://www.wada-ama.org/en/prohibited-list

Comparte este post

Sobre el autor...

Más para explorar...

Alimentación consciente

¿Cuándo es positivo el estrés?

En el constante esfuerzo por alcanzar una vida saludable, a menudo nos encontramos con la idea de que el estrés es perjudicial. Sin embargo, existe un fenómeno intrigante conocido como el efecto hormético, que desafía