El hierro: mineral esencial para un buen funcionamiento de nuestro organismo

El elemento químico con un número atómico de 26, un metal utilizado para la creación de herramientas y materiales de todo tipo y también un mineral esencial para asegurar el buen funcionamiento del organismo. Efectivamente, el hierro es un mineral que no solo es importante para temas relacionados con la construcción sino también es muy importante para nuestra salud.

Pero, ¿por qué es importante el hierro para mantener una buena salud?

Algunas de las funciones en las cuales interviene este mineral son el transporte de oxígeno por nuestro organismo (necesario para la molécula que lo transporta – hemoglobina), para nuestros músculos (necesario para la proteína que recoge el oxígeno en el músculo – mioglobina), proteínas relacionadas con el metabolismo del hierro, el desarrollo neurológico, la síntesis de algunas hormonas, entre otros.

Este mineral se encuentra de forma abundante en la naturaleza, entre las cuales, los humanos, obtenemos el hierro a partir de la ingesta de alimentos ricos en el mismo. No obstante, no todas las fuentes son iguales. El hierro proveniente de la ingesta de alimentos de origen animal presenta una absorción mucha más grande en comparación al hierro obtenido a partir de la ingesta de alimentos de origen vegetal y no, no es que sean más ricos en hierro siempre, la importancia en este caso recae en la forma en la que se encuentra ese hierro en esos alimentos.

Para comprender mejor cómo podemos obtener más hierro a través de nuestra alimentación hemos de saber que existen 2 tipos de hierro en los alimentos, hierro hemo y hierro no hemo:

El hierro de tipo hemo (Fe2+):

Se presenta en los alimentos de origen animal y es la forma que mayor cantidad podemos absorber ya que nuestros transportadores de este mineral están más especializados en esta absorción que no en la del hierro no hemo. 

El hierro no hemo (Fe3+):

Es el que encontramos en alimentos de origen vegetal y cómo bien hemos mencionado, presenta una menor absorción por parte de nuestro organismo, sin embargo existen algunas formas de cambiar la forma de esté hierro no hemo a hemo con el aporte de otro nutriente (la vitamina C).

¿Qué pasaría si llegamos a un déficit del mineral?

Existen diversas situaciones que pueden condicionar nuestras pérdidas y necesidades de este mineral tan importante cómo las menstruaciones abundantes, heridas con pérdida de sangre considerable, una ingesta insuficiente del mineral, realizar deporte en exceso, nuestra genética, entre otras. Cuando presentamos un déficit de hierro diversos parámetros de nuestra sangre pueden alterarse llegando a provocar una condición conocida por mucha gente, la anemia. La anemia es una patología caracterizada por provocar una sensación de cansancio continua, de falta de fuerza, falta de aliento sobre todo durante el ejercicio y en algunos casos cambiando la coloración de algunos tejidos, caída del cabello o incluso cambio de la estructura de las uñas (coiloniquia). Estos síntomas y signos causados por la anemia pueden ser molestos tanto estéticamente cómo por la pérdida de rendimiento tanto laboral cómo deportivo.

¿Y cómo podemos prevenir la anemia?

Para prevenir esta condición es necesario conocer si alguno de los factores de riesgo comentados anteriormente podría estar afectándonos actualmente o no, y comprobar que niveles presentamos tanto de hierro en sangre cómo de otros marcadores relacionados con su metabolismo. Además de ello deberemos de tener una buena ingesta de alimentos ricos en hierro para cubrir nuestras necesidades del mineral, las cuales serán dependientes del sexo, la edad, situaciones fisiológicas y de nuestra genética. En caso de realizar una ingesta dentro de la normalidad de cada uno y aún así no poder mejorar los niveles en sangre de marcadores relacionados con su metabolismo, tocaría considerar el uso de suplementos de hierro para intentar corregir esa deficiencia y que no llegue a convertirse en una condición crónica que pueda limitar nuestra calidad de vida. No obstante destacar que no todas las anemias son por déficit de hierro.

Por estos y muchos otros motivos el hierro puede considerarse uno de los minerales más importantes para cuidar lo mejor posible la salud de nuestro organismo y evitar situaciones de malestar, y para poder saber cómo mantenerlo dentro de la normalidad hemos de conocer cómo somos, cómo estamos y qué hacemos.

Referencias bibliográficas

  1. Abbaspour N, Hurrell R, Kelishadi R. Review on iron and its importance for human health. J Res Med Sci. 2014;19(2):164-174.
  2. Chaparro CM, Suchdev PS. Anemia epidemiology, pathophysiology, and etiology in low- and middle-income countries. Ann N Y Acad Sci. 2019;1450(1):15-31. doi:10.1111/nyas.14092
  3. Bellakhal S, Ouertani S, Antit S, Abdelaali I, Teyeb Z, Dougui MH. Iron deficiency anemia: clinical and etiological features. Tunis Med. 2019 Dec;97(12):1389-1398.
  4. Moorthy D, Merrill R, Namaste S, Iannotti L. The Impact of Nutrition-Specific and Nutrition-Sensitive Interventions on Hemoglobin Concentrations and Anemia: A Meta-review of Systematic Reviews. Adv Nutr. 2020 Nov 16;11(6):1631-1645. doi: 10.1093/advances/nmaa070.
  5. Haider LM, Schwingshackl L, Hoffmann G, Ekmekcioglu C. The effect of vegetarian diets on iron status in adults: A systematic review and meta-analysis. Crit Rev Food Sci Nutr. 2018;58(8):1359-1374. doi:10.1080/10408398.2016.1259210

Comparte este post

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Sobre el autor...

Más para explorar...

Observatorio

Health Talks: Entrevista a Carla Estivill

En el contexto de las Health Talks del Blog de Salud Personalizada by Made of Genes, entrevistamos a la Dra, Carla Estivill, directora y responsable de la Fundación Estivill Sueño.

Bienestar emocional

¿Por qué se pierde la libido?

Factores influyentes en la libido Cuando alguien nos atrae y además las relaciones sexuales son placenteras, es muy probable que deseemos seguir viendo a esta persona, este hecho se debe al sistema de recompensa por